Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Suministro de último recurso electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Los suministros de último recurso de electricidad son los suministros de luz que cuentan con una tarifa de último recurso ofrecida por las comercializadoras de último recurso y regulada por el Gobierno.

¿Cuál es la función de un suministro de último recurso de electricidad?

La función principal de un suministro de último recurso de electricidad es proteger a los usuarios más vulnerables de las variaciones de los mercados. La tarifa de último recurso está dirigida sólo para aquellos consumidores que tengan una potencia contratada menor de 10 kW.

Se puede encontrar las tarifas de último recurso con discriminación horaria, es decir, tener una tarifa distinta según los periodos del día. El suministro de último recurso de electricidad con discriminación horaria cuenta con un contador que puede realizar la diferencia según los distintos periodos del día. Así, el cliente podrá ahorrar en el consumo que efectúe durante la franja horaria de valle o supervalle.

¿Cómo se contrata un suministro de último recurso de electricidad?

Para contratar un suministro de último recurso de electricidad se tiene que hacer a través de una comercializadora de último recurso.

Existen diferentes comercializadoras de último recurso. Para contratar un suministro de último recurso de electricidad el cliente debe decidirse por una comercializadora de último recurso y contactar con ella. La comercializadora le exigirá los documentos necesarios para cualquier alta de contrato eléctrico normal. Luego, después de comprobar el estado de la instalación de electricidad, se procederá al alta de la tarifa junto con la firma del titular del contrato.

Ventajas de un suministro de último recurso de electricidad

La principal ventaja de un suministro de último recurso de electricidad es que se puede acceder a tarifas que se encuentra bajo los límites establecidos por el Gobierno. El cliente no encontrará cambios bruscos en el precio de la tarifa y tiene asegurado un precio estable, cosa que no se encuentra en el mercado libre donde se puede cambiar.

Sin embargo, a día de hoy existen tarifas que ofrecen descuentos respecto a la tarifa de último recurso y que por tanto tienen las mismas ventajas que ésta pero a un precio menor. Además, si el cliente quiere mantener el mismo precio por kilovatio hora durante un periodo superior, las comercializadoras ofrecen tarifas no referenciadas a la TUR que aseguran un precio durante más de un año aunque ésta varíe.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar