Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Factura de electricidad

La factura eléctrica es el documento que refleja el importe que cada usuario debe pagar por el suministro eléctrico durante un periodo determinado.


Factura de la luz

La factura de la luz contempla los distintos aspectos que cada consumidor deberá afrontar a la hora de pagar el recibo eléctrico. Los dos grandes conceptos que los usuarios deben asumir son el término de consumo y el término de potencia, pero además refleja otros aspectos como los impuestos o el alquiler del contador.

  1. Término de potencia: coste que el cliente paga por tener la electricidad incluso aunque no se consuma durante un periodo de tiempo. Viene reflejado como precio del kW en el recibo.
  2. Término de consumo: coste que el usuario paga por la cantidad de energía que ha consumidor en ese periodo de facturación. Viene representado como precio del kWh en la factura que llega al domicilio o al correo electrónico.

El término de potencia y el de consumo no son los únicos conceptos que se tienen que pagar. En la factura de electricidad también vienen reflejados otros conceptos como los que se enumeran a continuación:

Además del término de potencia y de consumo, en el recibo de la luz vienen reflejados otros aspectos a los que el consumidor debe hacer frente.

  • Impuesto sobre la Electricidad: se aplica tanto al término de potencia como de consumo.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): el Gobierno es el responsable de fijarlo.
  • Alquiler del contador: coste que se paga a la distribuidora por encargarse del mantenimiento del dispositivo. Existe la opción de tenerlo en propiedad pero se trata de una inversión muy cara para la gran mayoría de personas.

Estructura de la factura eléctrica

La factura eléctrica que reciben los usuarios de manera periódica, mensual o bimestralmente, viene estructurada en varias páginas en las que se refleja toda la información relativa al suministro, consumo y contrato firmado por parte del cliente.

Para entender la factura de la luz es necesario conocer sus partes y qué elementos refleja cada apartado. Aunque cada comercializadora utiliza una estructura distintas estas suelen ser bastante similares.

  • Primera cara de la factura eléctrica
  • Importe de la factura.
  • Periodo de facuración y número de la factura.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
  • Resumen de la factura desglosando el importe de cada concepto.
  • Datos del cliente y dirección del suministro.
  • Información del consumo eléctrico.
  • Datos de la comercializadora.
  • Segunda cara de la factura eléctrica
  • Gráfica en la cual se explica dónde va destinado el importe abonado.
  • Alquiler del contador.
  • Impuesto sobre la Electricidad.
  • Detalles de la factura: potencia eléctrica contratada, consumo realizado, etc.

Algunas facturas incluyen una tercera hoja que es informativa y se trata de información útil para el cliente.

Potencia contratada

La potencia contratada determina la cantidad de kilovatios que se pueden conectar a la vez en un mismo suministro. Los consumidores contrataran la potencia en función de sus necesidades, y esta también determinará el coste a pagar, a mayor potencia mayor importe.

Para conocer la potencia que se necesita en una vivienda, los usuarios puede seguir tres vías:

  1. Contratar a un instalador o electricista que asesore de la potencia más recomendable.
  2. Recurrir a una calculadora de potencia eléctrica.
  3. Conectar cada aparato eléctrico para medir el consumo de cada uno.

Los usuarios podrán aumentar la potencia eléctrica, si salta continuamente el ICP, o disminuir la potencia contratada, si consideran que están pagando por una energía que no consumen, ya que una potencia superior a la necesaria encarece la factura.

Ahorrar en la factura eléctrica

Una de las principales vías para ahorrar en la factura de la luz es contratar una tarifa eléctrica adecuada. Los clientes deben fijarse en la tarifa que tienen contratada y en las condiciones de contratación, permanencia o conceptos extra como el servicio de mantenimiento o de emergencias.

Las comercializadoras del mercado liberlizado ofrecen descuentos en las tarifas, ya sea en el término de consumo o de potencia, así como en los servicios a contratar.

La comparación de tarifas eléctricas también puede conllevar un gran ahorro para el consumidor. La utilización de un comparador puede permitirle saber cuál tendrá un precio del kWh más económico y así elegir aquella que mejores condiciones le ofrece.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar