Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Quiero cambiar de compañía de luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Tras la liberalización del mercado eléctrico, todos los consumidores pueden realizar libremente un cambio de compañía, sin que signifique un gasto económico. Sin embargo, lo primero que tiene que tener en cuenta el cliente es que puede cambiarse a cualquier compañía, sin que su suministro eléctrico se vea afectado en ningún momento, ni durante el proceso ni en la nueva comercializadora.

Para cambiar de comercializadora, el consumidor tendrá que llamar a la nueva compañía con la que quiere cambiar y ellos mismos se encargarán de decirle todos los datos que tendrá que aportar. Siempre es recomendable tener una a mano una factura de luz para facilitarle una serie de datos a la persona que está realizando el trámite.

Cómo elegir a qué compañía de luz cambiarse

Muchos clientes no están convencidos de cambiarse de compañía porque se encuentran acogidos por Comercializadoras de Último Recurso. Por ello, todos los usuarios deben saber que tanto si pertenecen al mercado regulado como al mercado libre pueden cambiarse indistintamente de compañías eléctricas y elegir las tarifas que más convengan a su consumo en ese momento.

En ocasiones, las compañías tienen muchas tarifas y no se sabe exactamente cuál puede ser la más barata. En este sentido, el usuario puede ir buscando entre las distintas ofertas o utilizar un comparador de luz que seleccionará las tarifas que más se ajustan a lo que busca dicho consumidor.

Cuánto cuesta cambiarse de compañía

El cambio de comercializadora no supone ningún gasto para el consumidor. Se trata de un trámite completamente gratuito ya que desde la liberalización del mercado es posible cambiarse de compañía sin coste alguno.

Ventaja de cambiar de compañía

La gran ventaja de cambiar de compañía es que el cliente puede elegir la tarifa que se ajuste mejor a su consumo y además aceptar unas mejores condiciones por parte de la compañía. Es el propio usuario quien se encarga de buscar y elegir la oferta que más le conviene con las condiciones de potencia contratada y consumo eléctrico.

Inconvenientes de cambiar de compañía

No existe ningún inconveniente en el cambio de compañía, ya que el suministro de luz no se verá interrumpido. Esto ocurre porque es la distribuidora quien se encarga de suministrar la luz en la vivienda o el local mientras que la comercializadora es la que se encarga de vender la luz con una determinada tarifa.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar