Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Diferencias precio indexado eléctrico

call-tarifasgasluz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Tras la liberalización del sistema eléctrico, los consumidores pudieron contratar con cualquier otra comercializadora y no mantenerse con la distribuidora de su zona. Esto permitió poder comparar las tarifas eléctricas, buscar mejores precios en el mercado y en definitiva conseguir mejores condiciones de contratación.

Los clientes suelen contratar tarifas fijas donde el precio ya está establecido, independientemente del importe al que se venda la electricidad y que se emplean tanto para consumidores domésticos como profesionales. Sin embargo, existe otra modalidad de tarifa conocida como precio indexado y que posibilita ahorrar en la factura de la luz.

Contratos con precios indexados al pool

Los precios indexados son aquellos donde el consumidor paga el precio marcado en el mercado mayorista (pool) y además abona un margen de beneficio a la comercializadora que se encarga de tramitar toda la gestión. Este tipo de tarificación es cada vez más utilizada sobre todo en grandes empresas donde se realiza un alto consumo eléctrico.

El mercado no siempre vende la electricidad al mismo precio sino que dependerá de varios factores. Por lo tanto, las tarifas indexadas facilitan que el cliente pueda pagar el precio de la electricidad a cada hora y adaptar su consumo a aquellas en las que sea más bajo el importe a pagar.

Los precios indexados no tienen unas franjas horarias como puede ocurrir en la discriminación horaria de 3 o 6 periodos. En ningún momento se mantendrá un precio fijo sino que irá variando a cada hora y lo único que se mantendrá igual será el margen de beneficio de la compañía eléctrica.

¿Cómo se estructuran los precios indexados?

Los precios indexados tienes una estructura muy parecida a las tarifas fijas, donde el cliente tendrá que fijarse en cada concepto y en los importes que tendrá que pagar en cada uno de ellos. La organización de la tarifa indexada será la siguiente:

  • El término de potencia será siempre el mismo y el precio estará fijado en el BOE.
  • El término de energía se dividirá en dos aspectos que el cliente tendrá que pagar en el recibo eléctrico.
    • El coste de mercado será el precio que se pague por el consumo eléctrico en las determinadas horas del día y que marcará el pool. -** El margen de beneficio de la comercializadora**, que siempre será el mismo y que se pagará por la tramitación llevada a cabo.
  • Los impuestos fijados por el Gobierno también tendrán que estar añadidos.

Por su parte, la comercializadora prevé un consumo del cliente, pero si éste se sobrepasa tendrá que pagar unos sobrecostes por desvío, aspecto que no suele repercutir en el usuario.

Diferencia de los precios indexados con las tarifas fijas

Los precios indexados tienen una estructura muy similar a las tarifas fijas, pero también existen desigualdades entre ellos, que el cliente debe tener en cuenta antes de contratar la tarifa de luz. El siguiente cuadro mostrará las grandes diferencias entre ambas modalidades:

Tarifa precios indexados Tarifas fijas
  • Se paga el precio de la electricidad por horas.
  • El usuario podrá adaptar su consumo a las horas donde el precio es más bajo.
  • Cuando el precio esté a "cero", el consumidor solo pagará el margen de beneficio, siendo un importe pequeño.
  • La comercializadora marcará un precio fijo. 
  • El cliente no podrá adaptar su consumo porque tendrá un precio marcado.
  • Cuando la electricidad esté a "cero" en el precio, el usuario tendrá que pagar el importe marcado, sin importar lo que marque el mercado. 
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar