Se encuentra usted aquí

Rescindir o dar de baja el contrato de gas con Gas Natural Fenosa

¿Necesita realizar algún trámite de energía? ¿No consigue contactar con la compañía? Llame a WEBENERGÍA al 91 198 10 07 e intentaremos asesorarle sobre las mejores tarifas de electricidad o gas natural del mercado. El servicio telefónico le pone en contacto con Webenergía no con su compañía actual que le ayuda a comparar tarifas eléctricas o de gas natural para que pueda ahorrar en su próxima factura de energía.

Dar de baja el contrato de gas con Gas Natural Fenosa implica no poder hacer uso de la red de gas natural hasta que no volvamos a dar de alta de nuevo el suministro.

Cómo doy de baja el gas con Gas Natural Fenosa

Tengamos el contrato de gas con Gas Natural Fenosa, con Unión Fenosa Comercializadora o con cualquiera de las comercializadoras de este grupo va a tener el mismo proceso.

Para ello, debemos ponernos en contacto por teléfono (forma más rápida y fácil) y pedir que nos den de baja el contrato.

Gas Natural Fenosa nos pedirá datos del titular del contrato que figuran siempre en la factura (si tenemos la última mejor). Una vez Gas Natural Fenosa localice nuestro contrato de gas dejará constancia de la petición mediante una grabación o nos pedirá que enviemos un fax.

Una vez hecho esto, Gas Natural Fenosa se pondrá en contacto con la distribuidora de la zona que procederá a dar de baja el suministro. Nuestro punto de contacto será siempre Gas Natural Fenosa y no la distribuidora.

¿Tiene coste dar de baja el gas con Gas Natural Fenosa?

El hecho en sí de dar de baja el contrato no tiene coste. Hay que tener en cuenta nuestras condiciones del contrato que firmamos puesto que pueden tener permanencias en tarifas o debido a descuentos que nos proponen por contratar servicios con permanencia. Los servicios que ofrece Gas Natural Fenosa son:

¿Cuándo dar de baja el gas natural con Fenosa?

El gas es recomendable darlo de baja para largas temporadas sin uso y cuando nuestro contrato de alquiler de una casa o inmueble llega a su fin.

En este último caso no debemos dejar el contrato a nuestro nombre puesto que seremos responsables de un suministro el cual no controlamos, con lo que os recomendamos cambiar el titular del contrato a su dueño o directamente darlo de baja.