Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Dar de alta la luz en el País Vasco

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Dar de alta la luz es la gestión, operativa y administrativa, mediante la cual vamos a disfrutar de suministro eléctrico en nuestro domicilio, una vez que ya hemos realizado la instalación eléctrica y la acometida.

¿Qué es dar de alta la luz?

Una vez que ya se ha hecho la instalación eléctrica en el inmueble, hay que proceder a contratar la electricidad con una compañía del mercado y así poder disponer de suministro en la misma. Esta acción conlleva dos gestiones como son las siguientes:

  1. Un contrato de acceso a la red eléctrica con la distribuidora de la zona. En el País Vasco, Iberdrola es la encargada de facilitar el suministro en casi todo el territorio, salvo en algunas zonas donde se encargan pequeñas distribuidoras.
  2. Un contrato de suministro con la comercializadora que elijamos.

Hay que diferenciar el alta de luz con otras gestiones que se suelen hacer cuando se cambia de domicilio como un cambio de titular. Un alta implica que no hay luz en la vivienda. Si hay luz, y lo que se quiere hacer es poner la luz a nuestro nombre, estaríamos hablando de un cambio de titular en electricidad.

Puede ser un alta nueva, cuando nunca se ha disfrutado de acceso a la red eléctrica en esa vivienda; o un alta de segunda ocupación, cuando ya hubo luz con anterioridad, pero se ha dado de baja el suministro por algún motivo y hay que volver a darlo de alta.

Requisitos para dar de alta la luz en el País Vasco

El cliente que quiere dar de alta un suministro de electricidad en vivienda nueva o de segunda ocupación necesita una serie de documentos para poder efectuar el trámite con la comercializadora. Dependiendo de la situación de cada inmueble, se necesitará uno u otro, razón por la que detallamos qué es necesario en cada caso:

  • Alta de segunda ocupación.
  • Potencia normalizada a contratar.
  • Código CUPS.
  • Dirección del suministro.
  • Datos del titular del contrato.
  • Cuenta bancaria.

Si han pasado más de tres años desde que hubo luz, los requisitos son los mismo que si hubiese sido un alta nueva, es decir, también es necesario el boletín. O si aumenta la potencia eléctrica más de lo que permite la instalación también necesitará un certificado nuevo.

¿Qué potencia eléctrica puedo contratar?

La potencia eléctrica es una parte importante cuando se da de alta la electricidad, sobre todo porque de ella depende el coste del alta y también porque define la cantidad de electrodomésticos que se pueden conectar en un mismo momento.

Generalmente, para definir este aspecto es conveniente que se consulte a un electricista que cobrará por la gestión o que se calcule el término de potencia con una aplicación, al menos para saber qué potencia es necesaria en la vivienda. El cliente siempre tiene que ajustarse a una serie de potencias que están normalizadas como las que se presentan en el siguiente cuadro.

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Código CUPS

El CUPS incluye de 20 a 22 caracteres

El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) es un código alfanumérico que nos va a indicar exactamente el suministro de luz que se quiere dar de alta. Incluye entre 20 y 22 caracteres. Los dos primeros caracteres representan el indicativo del país, siendo en el País Vasco "ES".

Los siguientes cuatro caracteres nos van a indicar la compañía distribuidora. En Bilbao, por ejemplo, al ser Iberdrola la distribuidora, sería 0021, pero ya dijimos que en el País Vasco hay algunas pequeñas distribuidoras, por lo que Iberdrola no es la distribuidora en el 100% del territorio vasco.

El CUPS nos lo va a proporcionar la compañía distribuidora. Es intransferible, y siempre va a ser el mismo para ese suministro, independientemente del titular del contrato o la compañía eléctrica contratada. Se podría decir que es el DNI del suministro de luz.

Certificado de instalación eléctrica en baja tensión (boletín eléctrico)

El boletín de instalación eléctrica es el documento que certifica que nuestra instalación eléctrica está en buenas condiciones. En él aparece el tipo de instalación, la potencia máxima contratable, un esquema de la instalación y el plano de la instalación eléctrica.

El certificado de instalación eléctrica en baja tensión es parte del boletín, nos lo van a pedir siempre que hagamos un alta nueva, y tiene una caducidad de 20 años. Si ya ha caducado, también nos lo pedirán para el alta de segunda ocupación. Hay que volver a realizar un nuevo certificado si el antiguo ya no está vigente.

Este tipo de documento siempre tiene que ser realizado por un instalador autorizado, que se encargue de comprobar en qué condiciones se encuentra la instalación eléctrica de la vivienda, y su precio no se puede determinar aunque oscila entre los 40€ o los 50€ aproximadamente.

¿Cuál es el precio por dar de alta la luz en el País Vasco?

Dar de alta la luz siempre tiene un coste y es independiente de la comercializadora que se elija. Este importe viene indicado en la primera factura después de realizar el alta, pero no es un coste que cobre la comercializadora sino que se paga a la distribuidora, que es aquella que suministra de energía la vivienda. El alta de la luz varía en función de:

  1. La potencia que se quiere contratar. Normalizada si es inferior a 15 KW.
  2. El tiempo que lleva la luz dada de baja.
  3. Potencia contratada con anterioridad (si han pasado menos de tres años).

El precio por dar de alta la luz es igual para todas las distribuidoras del País Vasco, aspecto que no varía de una a otra porque son conceptos regulados, y pertenecen a los siguientes tres derechos:

  • Derechos de extensión: 17,374714 €/kW + IVA
  • Derechos de acceso: 19,703137/kW + IVA
  • Derechos de enganche: 9,044760 € + IVA

Es posible que la distribuidora pueda cobrar un depósito en concepto de fianza, aunque este aspecto apenas se lleva a cabo en los últimos años. El siguiente cuadro refleja los precios que tiene que pagar el contratante que ha de abonar todos los derechos, tanto con IVA como sin él:

Potencia Sin IVA Con IVA
3,45 kW 136,93 € 165,68 €
4,6 kW 179,56 € 217,27 €
5,75 kW 222,19 € 268,85 €
6,9 kW 264,82 € 320,43 €
8,05 kW 307,45 € 372,02 €
9,2 kW 350,08 € 423,60 €

¿Quién puede dar de alta la luz en el País Vasco?

Cuando de realiza un alta de luz, hay que solicitar esta gestión a la comercializadora escogida y tiene que ser la persona que va a ser titular del suministro. Sin embargo, también es posible que lo hagan familiares directos como padres, hijos o cónyuges, que han de identificarse con su nombre además de proporcionar su DNI.

No valen tíos, sobrinos o primos, tampoco el agente inmobiliario encargado de tramitar el cambio de domicilio.

Si el alta de luz se tramita a nombre de una empresa, hace falta el nombre y CIF de la compañía, así como el nombre y DNI de la persona que va a figurar como representante de la misma.

¿Puedo elegir la compañía que me da de alta la luz en el País Vasco?

tarifas_elegir

¿Con quién contratar?

Como ya se dijo al principio, dar de alta la luz consta de dos gestiones, un contrato de acceso a la red eléctrica con la distribuidora de la zona y un contrato de suministro con la comercializadora que elijamos.

A la hora del contrato de acceso a la red eléctrica, solo se puede hacer con la distribuidora, que en prácticamente todo el territorio vasco es Iberdrola, pero hay otras distribuidoras más pequeñas, pero el contrato de facturación de suministro lo vamos a hacer con la comercializadora que nosotros elijamos, que es la que nos va a facturar la luz.

Se puede hacer todo en una gestión, si se hace directamente el contrato de suministro con una comercializadora, que se encargue de realizar el acceso con la distribuidora. En ocasiones, las distribuidoras avisan por carta al consumidor sobre cuánto van a tener el contador y se ofrecen a factura la luz por sí mismos. Estos produce que el cliente tenga la luz contratada con la comercializadora que pertenece a la distribuidora.

¿Qué tiempo he de esperar, desde que realizo los trámites, hasta que tengo luz?

Normalmente, y si todo se ha realizado de manera correcta, entre 5 y 7 días hábiles, aunque esta duración podría variar dependiendo de la disponibilidad de los técnicos encargados de realizar las altas de electricidad.

 

LE AYUDAMOS A DAR DE ALTA LA LUZ EN SU VIVIENDA O LOCAL