Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Coste del precio indexado luz

call-tarifasgasluz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El precio indexado es un modelo de contratación de la electricidad en el mercado libre, que está disponible sobre todo para los clientes profesionales, dado que son los que realizan un consumo más elevado del mismo.

Esta tarifa eléctrica es contratada por grandes empresas, que dedican el gasto de luz a negocios como restaurantes, hoteles, granjas o lo necesitan a nivel industrial. Por ello, la tarifa indexada puede ofrecerles un mayor ahorro en la factura eléctrica, si se compara con las tarifas fijas.

¿Qué es el precio indexado eléctrico?

El precio indexado es una modalidad que marca el precio de la energía a través del mercado mayorista (pool), donde el cliente pagará un importe por la electricidad, dependiendo del consumo que haya realizado. El operador encargado de marcar el precio eléctrico en cada momento será el OMIE.

Los usuarios que quieran contratar una tarifa indexada deben ponerse en contacto con una comercializadora, que se encargará de mediar entre el pool y la empresa demandante de energía. La compañía eléctrica cobrará un coste de gestión al cliente y la tarifa se estructurará de la siguiente manera:

  • El término de potencia tiene un precio definido por el BOE y donde la comercializadora no cobrará un coste adicional. Este aspecto estará marcado por la potencia eléctrica contratada y se deben tener en cuenta varios aspectos:
    • Las empresas tienen instalado un maxímetro, debido a la elevada potencia que tienen suscrita con la comercializadora y que evita que el suministro se vea interrumpido al ser superado este término de potencia.
    • Si el cliente sobrepasa la potencia contratada tendrá que pagar una penalización por maxímetro, que se considera un coste regulado dentro de la factura eléctrica y que se pagará tanto en tarifas indexadas como normales.
  • El término de energía será la parte variable del recibo de luz, que incluirá dos conceptos importantes y se definirá de la siguiente manera:
    • El consumidor pagará un coste de la energía, donde el precio estará fijado por el pool y donde se detallará cada consumo a un importe distinto.
    • La comercializadora cobrará un importe por su tramitación que se conoce como coste de gestión.
  • La factura eléctrica puede reflejar un sobrecoste por desvíos, que ocurre cuando la comercializadora ha realizado una estimación de consumo y ésta se ve superada finalmente. En estos casos, el cliente no debe pagar ningún importe y es la propia compañía quien se hace cargo de ello.
  • También se deberán abonar otros costes regulados como puede ser el Impuesto sobre la Electricidad o el IVA.

¿Precios indexados o tarifas normales?

Las tarifas normales tienen una estructura muy similar a los precios indexados, pero existen varias diferencias entre ellas y serán las que permitan al cliente descubrir dónde puede ahorrar más en su factura eléctrica. A la hora de contratar la electricidad, el usuario tendrá que conocer las ventajas de cada una de ellas y decidir en base a ello:

Tipo de tarifa Ventajas de la tarifa Inconvenientes de la tarifa
Precio indexado
  • Una parte del precio de la energía está marcado por el pool.
  • La factura aparece desglosada.
  • Se trata de una tarifa más transparente.
  • Si el coste de energía es cero, solo se pagará el coste de gestión a la compañía y que será siempre el mismo precio.
 
Tarifa normal
  • Un precio marcado por la comercializadora.
  • Estabilidad en el precio de electricidad.
  • Aunque la energía sea cero se pagará el importe íntegro a la comercializadora.
  • La factura no aparece desglosada. 
  • La compañía de luz puede cobrar más por la potencia contratada.

Cambiar tarifa fija por tarifa indexada

Si el consumidor está decidido a cambiar de una tarifa normal a una indexada, sería conveniente solicitar varios presupuestos de las compañías, donde se le especifiquen las condiciones de contratación.

Junto con un presupuesto de precios indexados también se puede requerir un estudio personalizado de potencia, donde la persona valorará la potencia que tiene contratada junto con la que realmente utiliza y le aconsejará si puede rebajarla o debe mantenerla de la misma manera.

Tras encontrar una comercializadora que le ofrezca buenas condiciones, solo tendrá que ponerse en contacto con ella para comenzar la gestión, donde el cliente tendrá que aportar los siguientes datos:

  • Datos de la empresa y el CIF.
  • Datos del representante de la empresa junto con el DNI.
  • Una factura anterior aportada para el presupuesto previo.
  • El número de cuenta bancaria.

El cambio de una tarifa normal a otra indexada será completamente gratuito para el consumidor.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar