Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Coste bajar potencia eléctrica

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La potencia contratada es un concepto que establece la cantidad de aparatos eléctricos que se pueden conectar a la vez, contratándose con la comercializadora cuando se da de alta la electricidad en la vivienda y se considera la parte fija de la factura de la luz.

El consumidor puede decidir en todo momento qué término fijo quiere contratar para su vivienda, pero debe saber que puede realizar un cambio de potencia eléctrica al año y de esta manera tanto aumentar como reducir este concepto según sus necesidades.

Modificar la potencia contratada

El término fijo es un importe que se paga en todas las facturas eléctricas aunque no se efectúe consumo, siendo siempre el mismo importe porque este precio se multiplica por la cantidad de kilovatios (kW) contratados y si se rebaja este concepto se puede conseguir un ahorro en la factura de luz.

Reducir la potencia contratada es una gestión muy sencilla, que se puede efectuar con cualquier comercializadora del mercado y el cliente siempre tiene que acogerse a una serie de potencias normalizadas:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

¿Cuándo cambiar al potencia eléctrica?

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un aparato que comprueba que no se supera la potencia eléctrica, cortando el suministro momentáneamente si se ve superado en algún momento y permitiendo conocer al cliente si necesita aumentar la potencia contratada en su domicilio.

Existen ocasiones en las que el ICP no ha cortado el suministro eléctrico porque no se ha superado la potencia, lo que puede indicar que el cliente tiene contratado un término fijo muy elevado para sus necesidades y puede solicitar una disminución de potencia para ahorrar dinero mes a mes.

Estimar la potencia eléctrica necesaria

El consumidor que quiere cambiar la potencia eléctrica del inmueble tiene que estimar cuál será la necesaria, dado que escoger un término inadecuado puede conllevar una serie de problemas a largo plazo y además deberá mantenerla durante un plazo de 12 meses.

Antes de contactar con la comercializadora para formalizar la solicitud del cambio, el cliente tiene que estimar cuál es el término fijo que realmente se ajusta a sus necesidades y puede emplear cualquiera de estos métodos:

  • Contratar a un electricista autorizado que calcule la potencia necesaria en la vivienda o local comercial.
  • Emplear una calculadora de potencia eléctrica online que le ofrecerá una aproximación del término necesario.

¿Qué necesito para reducir la potencia eléctrica?

Una vez que se ha estimado el término de potencia contratada necesario, el usuario solo tiene que ponerse en contacto con la compañía de electricidad y facilitar la siguiente documentación al operador que se encargue de efectuar dicha gestión:

  • Datos del titular del suministro eléctrico.
  • Dirección del inmueble.
  • Cuenta bancaria.
  • Potencia contratada actual y nueva.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en cualquier factura anterior y consta de 20 a 22 dígitos empezando siempre por ES.

¿Qué precio tiene reducir la potencia eléctrica?

¿Cuánto cuesta reducir la potencia eléctrica?

La reducción de potencia eléctrica supone un coste de 9,04€ + IVA en base a los derechos de enganche, que son cobrados por la distribuidora de la zona y que se abonan a través de la siguiente factura de electricidad.

Este importe se tiene que abonar porque la distribuidora manda a un técnico autorizado, que se encarga de regular el ICP para establecer la nueva potencia y comprobar que todo se encuentra en perfecto estado.

¿Cuándo se activa la nueva potencia eléctrica?

El cambio de potencia eléctrica conlleva un período de trámite de 15 a 20 días hábiles. Durante este tiempo el cliente puede recibir una factura con la anterior potencia suscrita debido principalmente al periodo de facturación que se encuentra abierto en ese momento.  

¿Qué ahorro supone bajar la potencia eléctrica?

Reducir la potencia eléctrica contratada con la comercializadora supone un desembolso menor en la factura de la luz. Este ahorro depende del término fijo contratado por el cliente, pero también se pueden comparar tarifas de luz para buscar una con mejor precio y que le permita pagar menos cada mes.

La siguiente tabla muestra el importe que puede ahorrarse cualquier consumidor, tomando como referencia las potencias que están actualmente normalizadas y donde se aplica el precio del kW establecido por el Gobierno en el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Potencias eléctricas 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW
3,45 kW - - - - - -
4,6 kW 7,9419€ - - - - -
5,75 kW 15,8838€ 7,9419€ - - - -
6,9 kW 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€ - - -
8,05 kW 31,7676€ 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€ - -
9,2 kW 39,7095€ 31,7676€ 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€ -
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.