Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contratar la luz en un piso de alquiler

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Al entrar a vivir en un piso alquilado lo mejor es poner el contrato de luz a nuestro nombre. Se pueden dar dos casos: que haya que dar de alta la luz porque el anterior inquilino la dio de baja o solamente cambiar la titularidad.


¿Cómo damos de alta la luz?

En caso de que no haya suministro, bien porque el anterior titular lo dio de baja o bien porque lo hizo el propietario hasta que se volviera a alquilar el piso, lo que habría que hacer es dar de alta la luz.

Es un trámite muy sencillo, tan solo hay que ponerse en contacto con una comercializadora de luz y formalizar un contrato con ella. Haría falta una serie de datos:

  • Datos personales del titular.
  • Dirección exacta de la vivienda.
  • Número de cuenta donde domiciliar el recibo.
  • Código Unificado de Punto de Suministro.
  • Potencia a contratar.

El Código Unificado de Punto de Suministro se consigue llamando a la compañía distribuidora, que tiene la obligación de proporcionárselo al cliente.

El coste de dar el alta la luz es lo que se cobra por los derechos de extensión, acceso y engancha. Depende de la potencia que se quiera contratar y del periodo de tiempo que lleva la vivienda sin luz. En caso de que la casa hubiera tenido electricidad hace menos de tres años, los derechos de extensión no tienen que pagarse. Los costes de los derechos son los siguientes:

  1. Derechos de extensión: 17,374714 €/kW
  2. Derechos de acceso: 19,703137 €/kW
  3. Derechos de enganche: 9,044760 €

Como el precio depende de la potencia eléctrica contratada, las cuantías finales (sin IVA) son las que tenemos en esta tabla:

Potencia a contratar Precio alta nueva Precio con IVA Alta tras baja reciente Alta tras baja con IVA
3,45 kW 136,93 € 165,68 € 77,01 € 93,18 €
4,6 kW 179,56 € 217,27 € 99,66 € 120,59 €
5,75 kW 222,19 € 268,85 € 122,32 € 148,00 €
6,9 kW 264,82 € 320,43 € 144,97 € 175,41 €
8,05 kW 307,45 € 372,02 € 167,63 € 202,83 €
9,2 kW 350,08 € 423,60 € 190,28 € 230,24 €
10,35 kW 392,72 € 475,19 € 212,94 € 257,65 €
11,5 kW 435,35 € 526,77 € 235,59 € 285,06 €
14,49 kW 546,18 € 660,88 € 294,49 € 356,34 €

Dar de alta la luz suele tardar unos días, entre cinco y siete días hábiles de hecho, dependiendo de la disponibilidad de los técnicos de la compañía distribuidora.

Esta es la forma de calcular el precio total del alta de luz

¿Qué hay que hacer para cambiar la titularidad de la luz?

Cuando ya hay luz en el inmueble no hay que dar, evidentemente, un alta. En estos casos lo único que habría que hacer es cambiar la titularidad del contrato, ponerlo a nuestro nombre. Para esto hacen falta unos datos:

El cambio de titular tarda entre 15 y 20 días hábiles

Datos como el CUPS en este caso lo podemos encontrar en una factura antigua, por eso no es mala idea que el titular saliente nos deje alguna de donde podamos sacar estos datos.

Cambiar la titularidad del contrato de luz es un trámite completamente gratuito, y suele tardar entre 15 y 20 días hábiles. En ese plazo se recibe una última factura a nombre y con los datos del antiguo titular. A partir de ahí ya empezamos a tarificar a nuestro nombre.

Escoger una compañía eléctrica

Al hacer cualquiera de estos dos trámites se puede escoger a qué comercializadora queremos pagarle, que no tiene por qué coincidir con la empresa que se encarga de la distribución.

Para esto, lo mejor es acudir a un comparador de tarifas de luz que nos asesore sobre las mejores ofertas existentes en el mercado y así asegurarnos de que conseguimos el mejor precio y ahorrar en la factura de la luz.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alberto de la Cruz es experto en mercados eléctricos y de gas natural.