Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contratar gas natural en una vivienda alquilada

call-tarifasgasluz
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Cuando el nuevo inquilino de una vivienda necesita contratar el suministro de gas natural suele ser porque el anterior propietario ha dado de baja el gas. En este caso, la instalación cuenta con la acometida de gas correspondiente, ya que los anteriores dueños tuvieron suministro. Además, también tendrá dado de alta el Código Universal de Punto de Suministro (CUPS), código que todas las instalaciones deben tener para dar de alta el gas.

Aún así, el usuario debe tener un certificado de la instalación de gas, donde se autentifique que dicha instalación está en perfecto estado una vez que el suministro sea contratado nuevamente. En el caso de que el consumidor quisiese contratar un técnico especialista tendrá que contar con la aprobación de la distribuidora o el documento emitido no será válido.

Contratar el suministro de gas natural con la comercializadora

Si el nuevo inquilino ya tiene todas estas cuestiones resueltas tendrá que buscar una comercializadora que le ofrezca una tarifa que se adapte a su consumo. Para ello, el cliente tendrá que mirar en el mercado eléctrico entre las ofertas de todas las compañías intentando encontrar la más barata o puede recurrir a un comparador de gas para que le muestre la tarifa que más se ajusta a sus necesidades.

Una vez que el usuario decida con qué compañía quiere contratar el gas natural, tendrá que ponerse en contacto con ella y facilitarle todos los datos que solicitan. Con todos estos datos, la comercializadora podrá realizar todos los trámites pertinentes para dar de alta el gas en la vivienda alquilada.

Documentos necesarios para contratar el gas natural

Cuando el consumidor llame a la compañía para solicitar el alta del suministro de gas tendrá que aportar una serie de documentos para que la comercializadora realice la contratación. Estos son los datos que se debe aportar:

  • DNI del inquilino o, en su defecto, pasaporte.
  • Contrato de propiedad o arrendamiento para verificar que el inquilino reside en la vivienda.
  • Certificado de la instalación individual de gas.
  • En el caso de que disponga de calefacción con gas tendrá que aportar el certificado de instalación térmica.

Precio de contratar el gas natural en una vivienda alquilada

Cuando se da de baja el gas en una vivienda y llega un nuevo inquilino, además de contratar el suministro, tendrá que pagar por dicho trámite. Por ello, siempre es recomendable no dar de baja el servicio sino simplemente cambiar la titularidad del contrato de gas. Así, el anterior propietario estará libre de toda responsabilidad y el inquilino tendrá el contrato a su nombre sin tener que pagar el importe de dar de alta el gas.

El precio del alta del suministro de gas no está establecido en uno concreto, ya que depende de muchos factores, como la comercializadora, el volumen del contador, entre otros aspectos importantes.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar