Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contratar el gas natural hogar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Cuando un usuario contrata el gas natural en un hogar o vivienda debe tener presente si se trata de una casa de nueva construcción o si ya ha tenido suministro de gas. Los trámites que tendrá que realizar el consumidor no serán los mismos en un caso o en otro, ya que en uno de ellos habrá que realizar más instalaciones.

Contratar el gas natural en un nuevo hogar

Cuando el cliente quiere contratar el gas natural en un piso nuevo, tendrá que ver primero si cuenta con la acometida de gas o, por el contrario, carece de ella. Generalmente, casi todas las viviendas suelen tener la acometida realizada y solo casos excepcionales no cuentan con ella. En el caso de que el hogar no tuviera realizada esta instalación, el consumidor podrá comunicárselo a la comercializadora con la que vaya a firmar el contrato de suministro, la cual se encargará de llamar a la distribuidora, que le dará un presupuesto y realizará la instalación si el titular de la vivienda está de acuerdo.

La distribuidora también se encargará de realizar, no solo la acometida, sino también dar de alta el punto de suministro. Una vez que esté activo, la propia distribuidora le ofrecerá al cliente el Código Universal de Punto de Suministro (CUPS), necesario para contratar el gas natural en una vivienda.

Contratar el gas natural en un hogar que ya tuvo suministro de gas

Generalmente, las personas que contratan el gas natural en un piso que ya ha tenido suministro de gas, suele deberse a que están de alquiler en dicho hogar y por lo tanto ya dispone de la acometida, pero el anterior propietario ha dado de baja el gas, pero si no es así, se recomienda no hacerlo porque dar de alta el gas natural supone un coste para el nuevo inquilino. Siempre es más aconsejable un cambio de titularidad.

En este caso, el cliente no tendrá que realizar la instalación de la acometida, además también dispondrá del CUPS, facilitado por el anterior propietario o solicitado a la distribuidora. Este código se encuentra en cualquier factura de gas natural, en el apartado de datos del punto de suministro

Elegir la comercializadora de gas

Una vez que el cliente tiene todos estos trámites solucionados para dar de alta el gas tendrá que elegir la comercializadora que le ofrezca una mejor tarifa. Existen dos maneras de escoger una compañía y son las siguientes:

  • El consumidor busca entre las diferentes tarifas que hay en el mercado la que se ajuste más a su consumo y contrata con la comercializadora.
  • Ayudándose de un comparador de gas que seleccionará, a través de sus datos de consumo, la tarifa que más se adapte a las necesidades.

Cuando el usuario haya decidido una tarifa u oferta podrá contactar con la comercializadora para proceder a la contratación del suministro de gas natural.

Documentos necesarios para contratar el gas natural

En cuanto a los documentos que el cliente tendrá que aportar a la comercializadoras se encuentran los siguientes:

  • DNI o pasaporte del propietario o inquilino.
  • Contrato de alquiler o propiedad dejando constancia de que reside en la vivienda.
  • Certificado de la instalación térmica.
  • Certificado de la instalación individual de gas.

Precio de contratar el gas natural

En cuanto al precio que el cliente deberá abonar por el alta del suministro de gas rondará aproximadamente los 200 euros, aunque puede variar dependiendo del tipo de instalación que tenga.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar