Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contratar discriminación horaria

call-tarifasgasluz

La tarifa nocturna se estableció en España en el año 1983, siendo una tarifa donde el precio del kilovatio (kWh) era más barato durante las horas nocturnas e incrementándose en las diurnas. Desde el pasado 2008, esta tarifa fue sustituida por la actual discriminación horaria y cuenta con dos cambios importantes:

  • Aumento del precio en las horas punta.
  • Ampliación del intervalo de horas valle.

La discriminación horaria (DH) es simplemente un modo de tarificar la luz y no es necesario modificar la potencia eléctrica. El único requerimiento es tener un contador digital con capacidad para dividir la medición en dos periodos horarios.

Tipos de discriminación horaria

La discriminación horaria está dividida en dos tipos de modalidades  que el cliente puede contratar con la comercializadora que quiera. Existen varias diferencias entre ellas que se muestran en el siguiente cuadro:

Tarifa con DH Periodos Coste de la energía
DH en 2 periodos Punta Precio del kWh más caro por la mañana
Valle Precio del kWh más barato por la noche
DH en 3 periodos Punta Coste del kWh más caro en las horas diurnas
Valle Coste del kWh menos caro en las horas de noche
Supervalle Coste del kWh baratísimo en las horas de madrugada

Sin embargo, cada una de estas modalidades incorpora un horario distinto para el consumidor puesto que se divide en diferentes franjas horarias y actualmente las horas con discriminación se catalogan de la siguiente manera:

  • La discriminación horaria en 2 periodos dispone de un horario distinto entre los meses de invierno y verano.

Discriminación horaria en 2 periodos

  • La discriminación horaria en 3 periodos solo tiene un único horario para todo el año.

Discriminación horaria en 3 periodos

Datos para contratar la tarifa nocturna

Los clientes que lo deseen pueden cambiarse a la tarifa con discriminación horaria  sin ningún tipo de problema o restricción, ya sean de mercado libre o regulado. El cambio, que se puede hacer por vía telefónica o telemática requiere de una serie de datos:

Cuando el cliente disponga de todos los datos necesarios, que habitualmente aparecen en cualquier factura de luz anterior, puede ponerse en contacto con la comercializadora para proceder al cambio de tarifa eléctrica.

Coste de la tarifa con discriminación horaria

El cambio de una tarifa normal a otra con discriminación horaria puede ser gratuito, solo cuando el usuario ya dispone de un contador digital instaladora en la vivienda y que por lo tanto tiene la capacidad de diferenciar entre los periodos horarias para aplicar un precio distinto a cada uno de ellos.

Los consumidores que tienen un contador analógico al solicitar un cambio a discriminación horaria, sí que necesitan instalar este tipo de aparato de medición para que se pueda distinguir las franjas horarias y su instalación conlleva un coste de 9,04 + IVA por los derechos de enganche.

La tarifa con discriminación horaria puede ser contratada tanto en el mercado regulado, a través del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), pero también en el mercado libre acogiéndose a una tarifa con un coste estable en el tiempo.

¿Cuándo dispongo de la tarifa nocturna?

La discriminación horaria tiene un período de activación de entre 15 y 20 días hábiles, durante los cuales el cliente puede recibir un recibo de la luz con la antigua tarificación debido a los ciclos mediante los que operan las comercializadoras y tras iniciarse un nuevo periodo de facturación se cambian los datos automáticamente.

¿Me conviene la discriminación horaria?

¿Se ahorra con discriminación horaria?

La discriminación horaria es una tarifa que permite ahorrar en luz al consumidor, sobre todo si cuenta con unos hábitos de consumo muy definidos y es capaz de realizar la mayor parte del consumo durante la noche.

Si el cliente no consume más del 33% de la energía en el horario valle, no es recomendable contratar la tarifa nocturna porque no se podrá ahorrar y podría ser incluso más caro que acogerse a una tarifa normal.

Antes de solicitar cualquier tipo de cambio con la compañía eléctrica, es conveniente asegurarse de que es lo más recomendable en ese momento para el consumidor y que además se ajusta a las necesidades que necesita cubrir.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.