Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Consumo para cocinar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El consumo de gas para cocinar es uno de los más habituales en las viviendas. Ya sea a través del uso de bombonas de butano o de propano, de un depósito de gas o de gas natural. Si lo comparamos a otros suministros, como el de la electricidad usado para las placas eléctricas o las vitrocerámicas, veremos que existen grandes diferencias entre los dos.

Precauciones para las cocinas de gas

Existen algunas precauciones que debe tomar en el uso del suministro de gas en su cocina. Por ejemplo, cuando haya terminado de cocinar tiene que cortar el suministro de gas de la cocina mediante la llave, no olvide hacerlo en ningún caso.

También, una precaución a tomar es la revisión de forma periódica de la instalación de gas. Lo mismo ocurre con los quemadores, tiene que mirar si no están obstruidos ya que consumen más energía si lo están. Para ello, hay que limpiarlos periódicamente para evitar cualquier obstrucción.

Otra precaución, es comprobar el color de la llama. Está tiene que ser de color azul, si tiene otro color tiene que llamar a un técnico para que revise su instalación.

Además, tiene que ventilar la cocina al menos diez minutos diarios para que la vivienda renueve el aire que necesita.

Si lo que busca es ahorrar en el consumo del gas en su cocina, sepa que si utiliza ollas a presión le permitirá reducir el consumo de gas que si se trata de una olla convencional.

Diferencias entre cocinas de gas y eléctricas

La principal diferencia está sobre todo en el coste de las facturas, ya que al ser el gas más económico nos permitirá pagar un precio más reducido que si se tratase de consumo eléctrico.

Las vitrocerámicas son aparatos que consumen mucha electricidad, ya que cuando se trata de proporcionar calor se necesita más electricidad que si es para producir luz. Por este motivo el uso de vitrocerámicas hará que el coste en nuestra factura sea más elevado.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar