Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La reforma del sistema eléctrico que entró en vigor el día 1 de abril de 2014, permite que la electricidad disponga de un precio a cada hora y este aspecto incita a los consumidores a buscar nuevas medidas para ahorrar.

Los usuarios deben buscar un precio más económico, no solo cuando ya disponen de un suministro eléctrico, sino también cuando van a dar de alta la luz en un domicilio. Existen varias maneras de conseguir un precio más bajo y que permitirá pagar menos a las comercializadoras eléctricas.

Reducir potencia eléctrica para ahorrar en luz

La potencia eléctrica permite conectar varios electrodomésticos a la vez y determina la parte fija de la factura de la luz. Si el usuario dispone de un término de potencia elevado, no solo estará pagando más dinero, sino que además no lo estará consumiendo.

Reducir la potencia contratada podría ser un cambio beneficioso para el cliente, puesto que rebajaría no solo potencia sino también importe y ahorraría en el recibo eléctrico. Sin embargo, se deben tener varias consideraciones en cuenta y que serán las que se especifican a continuación:

  • Si se disminuye demasiado podría saltar el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortando el suministro
  • Solo se puede efectuar un cambio de potencia de luz al año y por ello deberá tener cuidado a la de rebajar.
  • Se recomienda estimar la potencia a través de una calculadora o con el asesoramiento de un electricista.
  • La reducción de potencia eléctrica implica pagar los derechos de enganche que son 9,04€ + IVA.

¿Tengo una tarifa eléctrica adecuada?

Si el cliente no necesita rebajar la potencia contratada porque es la recomendable tendrá que plantearse buscar una tarifa más adecuada. La tarifa eléctrica se compone de dos aspectos básicos como son el término de potencia y el término de consumo.

Si un consumidor quiere buscar nuevas ofertas podrá utilizar un comparador de luz, que le ayudará a examinar el precio más bajo y también las mejores prestaciones. A la hora de elegir una tarifa se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los descuentos en el término de consumo permiten un mayor ahorro.
  • Es recomendable que la tarifa no tenga permanencia y el descuento sea indefinido.
  • Es preferible que no tenga asociado ningún servicio de mantenimiento obligatorio.
  • Siempre se deben buscar los precios más bajos en el mercado eléctrico.

La comparativa de tarifas eléctricas permitirá comparar los precios, las prestaciones e incluso contratar con la propia comercializadora. Esta gestión se puede realizar tanto telefónicamente como por Internet y no supondrá ningún gasto para el consumidor.

¿Cómo ahorrar en la factura de luz si tengo calefacción eléctrica?

Algunas viviendas disponen de calefacción eléctrica, aspecto que podría suponer un gasto muy elevado, sobre todo si se compara con otras energías como el gas natural. Los consumidores que quieran ahorrar en este aspecto podrán plantearse las siguientes soluciones:

  • Informarse sobre la instalación de gas natural en la vivienda y pagar un precio menor por el término de consumo.
  • Si quiere permanecer con la calefacción eléctrica, se recomienda emplear acumuladores y utilizarlos en las horas nocturnas.
    • En estos casos, suele ser recomendable tener una tarifa con discriminación horaria, pero solo si se efectúa un mayor consumo por la noche.
  • Si por diferentes motivos, el usuario no puede consumir en horario nocturno deberá buscar una tarifa, que le ofrezca el mayor descuento en el término de consumo.

La utilización de gas natural en la vivienda puede llegar a ser más económico, sobre todo porque el precio de la energía eléctrica es más caro y podría suponer un ahorro en la factura de luz.

Medidas para ahorrar en el consumo de electricidad

El consumo eléctrico no solo depende del precio pactado, la potencia contratada o del tipo de calefacción que se tenga. Si el usuario es capaz de reducir el consumo también ahorrará en el recibo de la luz. A continuación, se presentan una serie de medidas que se pueden llevar a cabo y que permitirán economizar:

  • Cambiar las bombillas convencionales por unas de bajo consumo.
  • Apagar los electrodomésticos y no dejarlos en "stand by".
  • Adecuar la temperatura de la nevera, limpiarla por detrás y no tenerla cerca del horno.
  • Evitar programas de lavado que impliquen generar agua caliente.
  • Usar durante el mayor tiempo posible las horas de luz.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar