Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo funciona la tarifa nocturna?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

¿Puedo poner discriminación horaria?

En el año 1983, se implantó la tarifa nocturna en España que actualmente se denomina discriminación horaria y es una modalidad de tarifa que establece un precio del kilovatio hora (kWh) más económico durante las horas de noche y el doble de caro durante el día.

Este tipo de tarificación puede ser contratada por cualquier consumidor del mercado eléctrico, independientemente de si se encuentra dentro del sistema libre o del regulado, y en ambos se tienen que respetar las características de esta oferta.

¿Qué tipos de discriminación horaria hay?

La discriminación horaria incrementó el precio de las horas del día, pero aumentó también las horas nocturnas que es cuando el precio está más barato y actualmente esta modalidad de contratación se divide en dos variantes que son las siguientes:

  • La discriminación horaria (2 periodos) divide el precio del consumo eléctrico en dos franjas con distintos valores cada una:
  • La franja punta es la más cara perteneciendo a las horas diurnas.
  • La franja valle es la más económica y se emplea en las horas nocturnas.

La discriminación horaria (2 periodos)

  • La discriminación horaria (3 periodos) reparte las horas del día en las siguientes franjas horarias.
  • Franja punta que sigue teniendo el precio de electricidad más alto y se concentra en las horas del día.
  • Franja valle que tiene un precio del kWh más bajo y se establece en las horas de noche.
  • Franja supervalle con el coste de luz más barato y se inicia en las horas de madrugada.

La discriminación horaria (3 periodos)

¿Merece la pena contratar tarifa nocturna?

El consumidor siempre está interesado en saber si la tarifa nocturna puede ayudar a ahorrar en la factura eléctrica. Este tipo de modalidad es muy empleada, pero requiere tener unos hábitos de consumo muy controlados para que se efectúe mayor consumo en las horas valle y un menor gasto en las horas más caras del día.

Para que merezca la pena poner discriminación horaria en su factura de la luz, deberá realizar al menos un 30% del consumo de electricidad en horas nocturnas y debe tener en cuenta que la tarifa nocturna también actúa durante los fines de semana.

¿Cómo contratar tarifa nocturna?

El cliente que quiera contratar la tarifa nocturna para su vivienda, tiene que contactar primeramente con la comercializadora que le brinda una oferta más barata y facilitar toda esta documentación al operador que le atiende:

¿Cuánto cuesta cambiarse a tarifa nocturna?

El cambio de una tarifa eléctrica normal a otra con discriminación horaria puede llevar un coste económico, pero solo dependiendo del tipo de contador de electricidad que tenga instalado el usuario y pueden derivarse dos tipos de situaciones:

  • Si se dispone de contador analógico se tiene que cambiar por uno digital, que contabilice el consumo de luz en cada periodo horario y esta gestión tiene un coste de 9,04€ + IVA por los derechos de enganche
  • Este coste se abona a la distribuidora de su zona a través de la próxima factura eléctrica.
  • Si el cliente ya tiene instalado un contador digital en su vivienda no tiene que abonar ningún importe.

¿Cuánto tardan en cambiarme a tarifa nocturna?

El cambio de tarifa normal a discriminación horaria tiene un plazo estimado de 15 a 20 días hábiles, que comienza desde que se formaliza el contrato con la comercializadora y es posible que llegue una factura de luz con las anteriores condiciones de contratación.

¿Necesito contador digital para la tarifa nocturna?

Sí, el usuario que quiera tener una tarifa con discriminación horaria debe tener instalado un contador digital, puesto que es el único mecanismo que puede medir el consumo realizado en cada periodo horario.

Los contadores analógicos contabilizan el gasto eléctrico realizado en una vivienda, pero no pueden establecer en qué franja horaria se ha efectuado e imposibilita que la comercializadora pueda aplicar el precio del kWh pactado.

Por ello, cualquier consumidor que disponga de un contador analógico tiene que adaptarse al cambio de mecanismo, pero ésta acción se puede efectuar de dos maneras distintas:

Contador discriminación horaria

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar