Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo bajar el precio de la luz?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

En los últimos meses, el precio de la luz ha aumentado convirtiéndose en un gasto para el consumidor y haciéndole buscar nuevas formas de ahorrar en la factura de la luz. Los consumidores deben tener en cuenta varios aspectos antes de buscar nuevos métodos para bajar el precio de la luz:

  • La potencia eléctrica que se tiene contratada y que será un gasto fijo en la factura eléctrica.
  • Calcular el consumo que se efectúa en la vivienda del cliente.
  • Los descuentos que se aplican en la factura y que permiten reducir el precio a pagar.
  • Controlar el término de consumo de las personas que residen en ese domicilio.

Todos estos aspectos intervienen en el importe que tendrá que pagar el consumidor por su suministro de electricidad. Buscar las mejores ventajas en cada uno de ellos le supondrá economizar en el recibo de luz.

Cambiar de compañía para rebajar el precio de la luz

El usuario de un abastecimiento eléctrico debe saber que tras la liberalización del mercado podrá contratar la luz con cualquier comercializadora. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes son los descuentos, puesto que se pueden aplicar en varios conceptos de la factura y que serán los siguientes:

  • Descuentos en el término de potencia que reducen el precio a pagar.
  • Descuentos sobre el término de consumo y que es beneficioso para gastos elevados.
  • Al contratar un suministro dual se ofrecen descuentos más elevados en ambos términos.

El cliente debe saber que todas las compañías de luz del mercado libre ofrecen diferentes descuentos en la contratación. Por ello, siempre se recomienda utilizar un comparador de tarifas eléctricas, que informe sobre las condiciones de contratación del mismo.

El cambio de compañía eléctrica es totalmente gratuito, al igual que ocurre con el cambio de titularidad de luz o de tarifa, y que podrá ejercer siempre que quiera. Buscar una comercializadora que ofrezca buenos descuentos podría suponer bajar el precio de la luz.

Rebajar el precio de la luz con discriminación horaria

El cliente no solo debe plantearse el cambio de compañía sino también la posibilidad de cambiar la tarifa a una que sea más económica. En el sistema eléctrico existen dos tipos de tarifas que serán las siguientes:

  • Tarifas normales que tienen un precio del kilovatio hora (kWh) igual para todas las horas del día.
  • Las tarifas con discriminación horaria ofrecen un precio del kWh más barato por la noche frente al día.

Esta opción puede ser aconsejable para aquellos clientes que realicen un 30% del consumo durante la noche. El consumidor puede escoger la tarifa con discriminación horaria que mejor se adapte y también que ofrezca su compañía actual:

Reducir potencia eléctrica para ahorrar en luz

La potencia contratada es aquella que se suscribe con la compañía y que determinará cuántos aparatos eléctricos se pueden conectar a la vez. Algunos consumidores tiene demasiado término de potencia, suponiendo un gasto a final de mes, y pueden plantearse la posibilidad de reducir la potencia eléctrica.

Para llevar a cabo una reducción de potencia, el cliente debe saber que tendrá que acogerse a una serie de potencias normalizadas, que son iguales para todas las comercializadoras de luz. También se puede efectuar un cambio de compañía junto con la rebaja en la potencia, puesto que ambos trámites se pueden realizar a la vez y se necesitarán los siguientes documentos:

  • Datos de la persona que es titular de ese suministro eléctrico.
  • Teléfono y correo electrónico de contacto.
  • Potencia actual y a la que se desea rebajar.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en la factura de la luz.
  • Cuenta bancaria donde se domiciliará el recibo de la luz.

A la hora de disminuir la potencia, los usuarios deben tener en cuenta varios aspectos que son importantes y que deberían plantearse antes de tomar esta decisión:

  • Solo se puede realizar un cambio de potencia al año. Esto implica que si se efectúa una reducción excesiva, siendo insuficiente para el suministro eléctrico y haciendo saltar el Interruptor de Control de Potencia, no se podrá aumentar en un periodo próximo.
  • La reducción de potencia implica tener que pagar un coste a la distribuidora y no a la comercializadora que se tiene contratada.
    • Tendrá que abonar el derecho de enganche que constará de 9,04 euros + IVA.

Medidas de ahorro para bajar el precio de la luz

Los clientes que no quieran emplear algunas de estas técnicas podrán buscar una disminución en su consumo. Este aspecto depende más del propio usuario, el uso que se efectúe sobre el suministro y puede utilizar las siguientes medidas de ahorro:

  • Cambiar las bombillas convencionales por otras de bajo consumo.
  • Intentar aprovechar al máximo las horas del día para evitar utilizar la luz.
  • No dejar los aparatos eléctricos en "stand by" puesto que consumen más.
  • Poner el lavavajillas o la lavadora en programas fríos que consumen menos.

Estos son algunos de los consejos básicos que se pueden llevar a cabo para consumir menos en la vivienda.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar