Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo ahorrar consumo de luz?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La liberalización del mercado supuso separar el papel comercializador del distribuidor, permitiendo a todos los consumidores acogerse a la compañía de luz que quisieran, y creando dos tipos de mercados que serán los siguientes:

  • El mercado regulado se creó para "proteger" al consumidor doméstico, ofreciendo el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y que tiene un precio fijado por el Gobierno.
  • El mercado libre brinda tarifas marcadas por la compañía, donde se aplican descuentos a la tarifa contratada y puede ser más económica para el cliente.

Las comercializadoras que pertenecen al mercado libre han refrendado, en la mayoría de los casos, sus precios a los de la tarifa PVPC y aplican determinados descuentos a los mismos. Esto implica un precio más competitivo y en ocasiones un ahorro en la factura de la luz.

Tarifas para ahorrar en consumo de luz

El término de consumo es aquel que marca el gasto que ha realizado un cliente, que está especificado en el recibo eléctrico, y que se mide en kilovatios hora (kWh). Al subir el precio de la luz, el cliente tendrá que tener en cuenta que pagará más, y que podría convenirle más otro tipo de oferta.

El consumo en una vivienda puede ser una de las mayores fuentes de gasto tanto para clientes domésticos como profesionales. Por ello, los usuarios deben fijarse en qué tipo de tarifa tienen y utilizar un comparador de luz para buscar la más conveniente. Entre los diferentes aspectos que tendrán que tener en cuenta serán los siguientes:

  • Los descuentos ofrecidos en el término de consumo son una de las partes más importantes de un suministro de electricidad. El consumidor tiene que buscar la compañía de luz, que le ofrezca una mejor rebaja en el término de consumo y que evite cualquiera de estos aspectos:
    • Que el descuento no implique un aumento en el término de potencia.
    • Que evite el contrato de permanencia con la compañía dado que muchas obligan a permanecer al cliente durante un año.
    • Fijarse si los descuentos tienen un periodo de caducidad o si duran durante todo el tiempo que esté contratada la tarifa.
  • Las tarifas con discriminación horaria proporcionan un precio del kWh más barato por la noche y más caro en las horas del día. La tarifa es recomendable para usuarios con un consumo superior al 30% en horario nocturno y tiene dos tipos de modalidades:
    • Tarifa con discriminación horaria en dos periodos y que se divide en franja valle y punta.
    • Tarifa con discriminación horaria en tres periodos que tiene etapa supervalle, valle y punta.

Los clientes pueden cambiarse de compañía de luz, siempre que les ofrezcan un precio o unas condiciones de contratación más ventajosas, que las que tienen actualmente. La nueva comercializadora se encargará de toda la tramitación y será totalmente gratuito.

Consejos para ahorrar en consumo eléctrico

Si el cliente ya tiene una buena oferta de luz, siempre puede plantearse la posibilidad de rebajar el término de consumo, acogiéndose a una serie de consejos que planteamos a continuación y que podrían ser beneficiosos para los mismos:

  • El cambio de bombillas convencionales a las de bajo consumo supone un ahorro en electricidad.
  • Evitar encender las luces cuando todavía se puede utilizar la luz solar.
  • Utilizar los programas de lavado en frío tanto para lavadoras como para lavavajillas.
  • No dejar los electrodomésticos en "stand by" dado que consumen y suponen un gasto.
  • Terminar de calentar la comida con el calor residual tras apagarla.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar