Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Cambio de potencia contratada

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La potencia eléctrica contratada es la cantidad de kilovatios (kW) que un domicilio tiene suscritos con la empresa comercializadora y define la cantidad de aparatos eléctricos que se pueden conectar a la misma vez, es decir, la cantidad de luz que se puede demandar al mismo tiempo en un domicilio.

El Interruptor de Control de Potencia o ICP

ICP

El Interruptor de Control de Potencia, comúnmente conocido como ICP, es un dispositivo que se encarga de limitar el uso eléctrico de un domicilio a la cantidad de kW contratados que tiene dicho cliente.

Cuando la demanda de electricidad de la vivienda o local comercial supera la cantidad de kW contratados el ICP salta y produce un corte temporal en el suministro eléctrico. El ICP debe ser reactivado, tras haber desconectado uno de los aparatos conectados, de modo que se reduzca el consumo instantáneo.

¿Qué potencia eléctrica necesito?

Suscribir una potencia acorde a las necesidades del domicilio, donde se contrata el suministro es necesario para obtener un abastecimiento sin cortes, así como para evitar un gasto innecesario.

Actualmente, y tras la normalización de potencias del año 2006 por parte del Ministerio de Industria, los clientes de nueva contratación pueden suscribir una de las siguientes cantidades de energía en su contrato:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Conocer las necesidades de potencia de un domicilio es sencillo calculando el término eléctrico fijo de la vivienda con la suma de todos los aparatos conectados a la red. Las diferentes comercializadoras disponen de calculadoras de potencia online y gratuitas aunque para una estimación más fiel es recomendable solicitar el cálculo a un electricista autorizado.

Tipos de cambio de potencia

El cambio de potencia es un trámite que se puede realizar con un límite de una vez por año, y se puede deber a un cambio en las necesidades del domicilio, de modo que produzca:

  • Un exceso de potencia que genera un sobrecoste innecesario, por el hecho de pagar por una determinada cantidad de kW de los que no sea hace uso, y que incrementa el coste del término fijo en la factura.
  • Un déficit de potencia que produce continuos cortes en el suministro eléctrico de la vivienda o local comercial al producirse más demanda energética de la que se tiene contratada.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia de la luz?

El cambio de potencia es una modificación en el suministro eléctrico, pero a diferencia del cambio de titularidad o cambio de compañía que son gratuitos, éste sí requiere abonar un coste por la actuación del técnico autorizado:

  1. Si es un aumento de potencia eléctrica: el importe a abonar a la distribuidora es por una serie de derechos de enganche (9.04€ + IVA), los derechos de acceso (19.70€ por kW + IVA) y los derechos de extensión (17.37€ por kW + IVA).
  2. Si es una reducción de potencia eléctrica: el importe a abonar a la distribuidora es de 9.04€+ IVA, únicamente relativos a los derechos de enganche.

¿Cómo cambio la potencia eléctrica contratada?

El cambio en la cantidad de kW contratados, ya sea una subida o una bajada, es una gestión de la que se encarga la empresa comercializadora. Una simple llamada telefónica activa el trámite burocrático para el cambio que requiere de los siguientes documentos:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular.
  • Dirección del inmueble.
  • Potencia actual y la nueva a contratar.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en cualquier factura eléctrica.
  • Cuenta bancaria donde se cargarán los pagos.

El cambio de potencia eléctrica, ya sea un aumento o una reducción del término, tiene un plazo de 15 a 20 días hábiles donde el técnico se acerca para modificar la potencia que hay indicada en el ICP

Mientras que la reducción de potencia solo requerirá de la actuación de un técnico de la distribuidora que modifique el ICP para la nueva cantidad eléctrica, la subida de potencia es posible que necesite de una adaptación de la instalación si esta no es capaz de admitir la nueva cantidad de kW y además será necesario el boletín eléctrico de la instalación actualizada.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.