Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Beneficia la discriminación horaria

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La discriminación horaria es una de las modalidades disponibles para suscribir el contrato de electricidad con una comercializadora. Como ocurre con el resto de opciones, es conveniente estudiar al igual que valorar qué ofrece cada una de ellas y comprobar si realmente se adapta a las necesidades del usuario.

¿Qué es la discriminación horaria?

La discriminación horaria es una modo de tarificación que se caracteriza por variar el precio de la luz según el tramo horario en el que esta se consuma. En España, tiene su origen en la tarifa nocturna de 1983, plan de precios que reducía considerablemente el precio del kWh nocturno frente al diurno.

Sin embargo, esta modalidad de contratación se vio modificada en el año 2008 donde dejó de llamarse tarifa nocturna y pasó a denominarse como tarifa con discriminación horaria sufriendo los siguientes cambios:

  • Aumento en el recargo de las horas punta.
  • Aumento en el tramo horario de las horas valle.

¿A quién beneficia la discriminación horaria?

La discriminación horaria no beneficia a todos los consumidores porque solo es rentable para aquellos, que pueden efectuar más de un 33% del consumo en las horas valle y por lo tanto adaptar sus hábitos de gasto a esos horarios.

Es conveniente estudiar la posibilidad de contratar la tarifa con discriminación horaria, solo si realmente sale rentable y le puede producir un ahorro en la factura de electricidad. El siguiente gráfico muestra la diferencia entre el precio normal y con discriminación horaria:

 

¿Cuáles son los tipos de discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria dispone de un precio distinto para el horario nocturno frente al diurno. Sin embargo, existen dos modalidades de contratación dependiendo de las necesidades del cliente y son los que se explican a continuación:

  • La discriminación horaria (2 periodos) divide la actividad eléctrica en dos franjas bien diferenciadas.
    • Franja punta que es la más cara y se encuentra establecida para las horas de la mañana.
    • Franja valle que es la más barata y se acota para las horas de noche.
  • La discriminación horaria (3 periodos) está dividida en tres franjas horarias como son las siguientes:
    • Franja supervalle que es la más económica y aparece en las horas de madrugada.
    • Franja valle es barata aunque no tanto como la supervalle y se engloba en las horas de noche.
    • Franja punta que es la más cara del día y pertenece a las horas diurnas.

La discriminación horaria en dos periodos tiene un horario, que cambia entre los meses de invierno y verano, justo como se puede ver en el gráfico de abajo:

Discriminación horaria en dos periodos

La discriminación horaria en tres periodos solo tiene un horario único para todo el año y no varía entre las diferentes estaciones:

Discriminación horaria en tres periodos

La mejor tarifa con discriminación horaria

La mejor tarifa con discriminación horaria será aquella  que diferencie los precios más bajos en sus períodos, ofrezca las mejores condiciones de contratación junto con descuentos más altos y duraderos.

Encontrar una tarifa con estas características es fácil si se utiliza un comparador de electricidad, aplicación totalmente gratuita que se encuentra en Internet de manera sencilla y permite realizar un estudio personalizado en base a los datos del suministro.

El siguiente gráfico muestra el coste que tendría una vivienda que realiza un consumo de 800kWh, donde 500 se destinan a las horas nocturnas del día y 300 a las horas diurnas, realizando una comparación entre las principales compañías del mercado:

 

¿Cómo contratar la discriminación horaria?

Para poder suscribir la tarifa con discriminación horaria es necesario tener un contador digital instalado, que permite contabilizar el consumo dependiendo del periodo horario y la contratación de esta oferta puede conllevar un coste de 9,04€ + IVA si no se dispone de este sistema de medición.

El plazo para que se establezca el cambio de la tarifa actual a otra con discriminación horaria, se encuentra estipulado entre 15 y 20 días hábiles, pudiendo recibir una factura eléctrica con las anteriores condiciones. Para finalizar la contratación solo se tienen que proporcionar los siguientes datos:

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.