Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contrato de alquiler luz y gas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Es importante conocer los distintos trámites a la hora de contratar el suministro de luz y de gas cuando el inquilino de la vivienda vive en un régimen de alquiler de vivienda.

¿Cómo cambiar de titular de luz y gas con un contrato de alquiler?

Es importante saber que si el inquilino tiene previsto permanecer en la vivienda durante un tiempo prolongado es imprescindible recurrir al cambio de titular. El cambio de titular consiste en que el inquilino sea el titular del contrato de suministro energético, ya sea de luz o de gas. Para ello, el inquilino o el propietario deben contactar con la comercializadora por teléfono para realizar el cambio. La comercializadora exigirá la siguiente documentación:

  • El DNI del titular actual (propietario) y el titular futuro (inquilino) con sus respectivas fotocopias
  • Un documento que demuestre el alquiler de la vivienda
  • Un documento de traspaso firmado por los dos
  • Datos bancarios relacionados con el futuro titular (inquilino)

Después, se realizará el cambio en un corto plazo de tiempo. La importancia de este cambio reside en que, en caso de impago o de problemas en el suministro, el responsable es el titular del contrato de suministro. Si el titular sigue siendo el propietario, será éste el responsable de los daños causados o de los impagos. Además el cambio de titular es un procedimiento totalmente gratuito por lo que es aconsejable realizar el cambio de titular con los distintos inquilinos que tendrá.

¿Es posible cambiar de comercializadora de luz y gas en un contrato de alquiler?

Sí, es posible. En el momento que el inquilino sea el titular del contrato de suministro tiene la autoridad de realizar el cambio de comercializadora. Es aconsejable, véase obligatorio, comentar el cambio deseado al propietario de la vivienda, porque cuando el inquilino deje la vivienda el titular del contrato será el propietario.

La ventaja del cambio de la comercializadora es sobre todo económica, el inquilino puede encontrar una comercializadora que ofrezca una tarifa más adaptada a su consumo y además con ofertas que reduzcan el precio de la factura. Por ello, el inquilino no debe dudar en realizar el cambio de comercializadora, ya sea de luz o de gas, cuando lo desee.

¿Hay que darse de baja de luz y de gas cuando se deje la vivienda?

No es necesario. Se trata de una cuestión que el inquilino tendrá que decidirlo junto con el propietario de la vivienda. Si el inquilino da de baja el suministro de luz o de gas, el futuro inquilino o el propietario pagará para dar de alta el suministro. Mientras que existe el trámite del cambio de titular, explicado anteriormente, que es gratuito y que se puede realizar en cualquier momento.

 

LE AYUDAMOS A DAR DE ALTA LA LUZ EN SU VIVIENDA O LOCAL