Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Ahorrar potencia contratada

call-tarifasgasluz

El término de potencia es un coste fijo en la factura eléctrica que todo cliente tiene que asumir, independientemente del consumo efectuado en la vivienda del mismo y está relacionado con la cantidad de kilovatios (kW) contratados en ese momento.

El usuario tiene que suscribir una potencia eléctrica con la comercializadora cuando va a dar de alta la electricidad, necesitando que se ajuste lo máximo posible a las necesidades que tiene que cubrir y evitando futuros problemas con el suministro.

¿Ahorrar reduciendo la potencia contratada?

La reducción de potencia eléctrica implica un ahorro en el importe de la factura de la luz puesto que se contratan menos kW. El consumidor debe tener en cuenta una serie de factores si quiere realizar una bajada de potencia y son los especificados a continuación:

  • La cantidad de potencia contratada que se quiere rebajar.
  • El precio del kW que se tiene pactado con la comercializadora.
  • El descuento aplicado sobre el término fijo en la factura de electricidad.

Las potencias eléctricas se han visto normalizadas para todos los consumidores, siendo idénticas para cada una de las compañías de electricidad del mercado y diferenciándose para instalaciones trifásicas o monofásicas:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

¿Cuánta potencia eléctrica necesito?

¿Qué potencia eléctrica necesito?

La reducción de potencia eléctrica es una medida de ahorro muy utilizada por los usuarios, pero requiere realizar un estudio para saber qué término de potencia es necesario en la vivienda y así se evitan inconvenientes por posibles cortes en el suministro al saltar el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Esta medida también es indispensable porque solo se permite realizar un cambio de potencia al año, lo que implica que si se rebaja demasiado no se puede volver a aumentar hasta traspasar un periodo de 12 meses y puede convertirse en un verdadero problema para el cliente que efectúe el cambio.

Existen calculadoras de potencia que pueden estimar este término basándose en los electrodomésticos del inmueble, pero se trata solo de una evaluación para que el cliente se haga una idea y se trata de una aplicación totalmente gratuita.

Otra opción es contratar a un electricista autorizado que se encargue de asesorar sobre la potencia eléctrica, previamente acercándose al domicilio del solicitante para determinar los electrodomésticos y se debe costear tanto la visita como el asesoramiento facilitado.

¿Cuánto me puedo ahorrar si bajo la potencia eléctrica?

Disminuir la potencia eléctrica supone un ahorro en el término fijo de la factura eléctrica, dado que se tienen contratados menos kW con la comercializadora y por lo tanto se paga menos en el importe total de la misma.

El siguiente cuadro orienta al cliente sobre la aproximación del ahorro que se puede efectuar al rebajar el término fijo y se toma como referencia un periodo de facturación de dos meses para ello:

Potencias eléctricas 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW
9,2 kW 39,71€ 31,77€ 23,83€ 15,88€ 7,94€ -
8,05 kW 31,77€ 23,83€ 15,88€ 7,94€ - -
6,9 kW 23,83€ 15,88€ 7,94€ - - -
5,75 kW 15,88€ 7,94€ - - - -
4.6 kW 7,94€ - - - - -
3,45 kW - - - - - -

¿Cómo reducir la potencia eléctrica?

El cliente ha de saber que la reducción de potencia eléctrica contratada tiene un coste relacionado a los derechos de enganche de 9.04€+IVA. Este precio es el mismo para todos los consumidores, abonándose a la distribuidora a través de la factura de la luz y no a la comercializadora.

La reducción de potencia contratada es un mero trámite que se puede realizar por teléfono directamente con la empresa de luz con la que se tenga suscrito el contrato. Es recomendable tener los siguientes datos a mano para hacer la gestión de la manera más ágil posible:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato.
  • Dirección del domicilio.
  • Potencia eléctrica suscrita actualmente y nueva.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que consta de 20 a 22 dígitos.
  • Cuenta bancaria donde domiciliar los pagos.

El plazo para el cambio de potencia eléctrica es de 15 a 20 días hábiles, período durante el que se puede recibir un último recibo con la anterior potencia debido a los tiempos de facturación de las comercializadoras y tras iniciarse el siguiente se establecen todos los cambios.

¿Ahorrar aún más en la factura de la luz?

¿Puedo ahorrar más en luz?

A parte de la reducción de potencia se pueden realizar otros trámites con los que rebajar aún más si cabe el recibo de la luz. Principalmente se puede gestionar un cambio de compañía eléctrica para buscar una oferta con un precio más económico que el actual.

El precio de luz más bajo no es siempre la opción más económica y recomendable para contratar el suministro eléctrico. El cliente debe atender a otros factores como las condiciones de contratación, la duración de los descuentos o la permanencia.

Para encontrar la compañía eléctrica más barata, que ofrezca una oferta económica y unas condiciones aconsejables es acudir a un comparador de tarifas de electricidad. Éste utiliza todos los datos aportados por el cliente para elaborar un listado y presentar todas las opciones al solicitante.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar