Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Ahorro en electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Hoy día, los consumidores disponen de plena libertad para elegir la tarifa que más les beneficie a nivel económico. Las comercializadoras ofrecen precios muy competitivos con los que los usuarios del mercado eléctrico pueden jugar a fin de ahorrar en su factura de la luz.


Reducir el consumo

En muchas ocasiones los consumidores no tienen unos hábitos de consumo responsables, suponiendo de esta manera un gasto innecesario, tanto a nivel económico como energético, para el cliente. Existen ciertas recomendaciones para disminuir el consumo que se realiza dentro de una vivienda:

  • Evitar tener encendidos electrodomésticos que no estén en uso o iluminar habitaciones que estén vacías.
  • No dejar en stand by aparatos que no se estén utilizando, es preferible apagarlos.
  • Sustituir los sistemas tradicionales de iluminación por unos de bajo consumo.
  • El kilovatio hora en el gas natural es mucho más económico que en electricidad, por ello se recomienda utilizar un suministro de gas para la calefacción, agua sanitaria y cocina.
  • No poner la lavadora con pocas prendas, ya que el gasto en luz que realiza el electrodoméstico es elevado.

Bajar potencia eléctrica

Reducir la potencia eléctrica no es la opción más indicada para ahorrar salvo si existe una potencia contratada muy superior a la necesaria. Pueden darse dos supuestos:

  1. Consumidores que decidan reducir la potencia contratada porque la que eligieron inicialmente es superior a la que precisa el domicilio.
  2. Consumidores que aun teniendo la potencia adecuada en su vivienda optan por reducir el consumo o cambiar sus hábitos para bajar el término de potencia.

En el primero de los casos, el usuario está pagando un término de potencia al que no da uso. Y en el segundo supuesto, se pretende ahorrar bajando un término de potencia adecuado a las necesidades que demanda la vivienda en cuestión. En este último, el resultado puede dar lugar a un funcionamiento del hogar poco eficaz (saltar los plomos de manera habitual por superar la potencia contratada).

Comparar tarifas de luz

Actualmente con la liberalización del mercado eléctrico existe una amplia variedad de tarifas de luz para elegir la que más se adapte a las necesidades de cada consumidor. Teniendo en cuenta esto es muy importante que los clientes comparen comercializadoras de electricidad y tarifas ofrecidas por las mismas, teniendo en cuenta:

  • Consumo que se efectúa dentro de la vivienda.
  • En qué momentos se realizan los mayores consumos (poner la lavadora, encender la calefacción eléctrica, cocinar en vitrocerámica, etc).
  • Término de potencia contratado.

Todos estos datos arrojarán una comparativa que buscará la tarifa más adecuada para el cliente. Pero antes de contratarla debe considerar aspectos del contrato que es importante tener en cuenta:

  1. El precio que se paga por el kilovatio (kW) en el término fijo y en el kilovatio hora (kWh) en el término de consumo.
  2. Muchas ofertas aplican descuentos durante un periodo de tiempo y al finalizar dicho periodo la tarifa contratada resulta poco económica. Es muy importante fijarse en la duración que se establece para los descuentos en una tarifa, siendo más beneficiosos los que se aplican de manera indefinida.
  3. Se recomienda contratar tarifas que no impliquen un compromiso de permanencia. De esta manera, el cliente podrá cambiar de tarifa siempre que lo necesite.

Tarifa con discriminación horaria

La discriminación horaria es una modalidad que se aplica a la tarifa del consumidor para establecer distintos precios del kWh para cada franja horaria. Este sistema de facturación permite a los consumidores planificar sus consumos eléctricos para poder ahorrar en la factura de la luz.

Entre las ventajas de este tipo de tarifa se encuentra la posibilidad de pagar a un precio mucho más inferior el consumo que realiza el cliente. Hacer uso de la electricidad en la franja horaria más barata del día, supone para el usuario pagar el kWh casi a la mitad de precio en comparación con las horas más caras del día.

Hoy día la discriminación horaria es una de las alternativas para ahorrar si se cuenta con una disponibilidad de tiempo para planificar el gas energético que vayas a realizar. Este tipo de tarifas son ideales para aquellas personas que se encuentran fuera de casa durante todo el día y que realizan la mayor parte del consumo (en torno al 60% del total) en horario nocturno.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar