Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Ahorrar con la tarifa nocturna

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Con el fin de permitir ahorrar a los consumidores en la tarifa eléctrica, en 1983 se estableció la tarifa nocturna según la cual el precio de la luz era más económico por las noches. De esta manera, todas las personas que consumieran en un determinado horario podrían ver reducida su factura cada mes gracias a esta nueva modalidad de contratación.

Sin embargo, esta modalidad cambió su nombre en el año 2008 pasando a llamarse tarifa con discriminación horaria e incorporó cambios sustanciales para todos los consumidores del mercado energético: aumento de las horas valle e incremento del precio en las horas punta.


Discriminación horaria

La discriminación horaria tiene una característica fundamental que consiste en reducir el precio del término de consumo en las horas nocturnas y aumentar el coste de la energía en las horas diurnas. Esta modalidad puede ser contratada en el mercado regulado con el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y también en el mercado liberalizado con descuentos ofrecidos por la compañía.

Aquellos consumidores que consuman más de un 30% de la energía en horario valle conseguirán ahorrar. Nuestros estudios también han demostrado que la discriminación horaria sale rentable, incluso para quien no cambia sus hábitos de consumo, sale más rentable que las tarifas reguladas.

Para entender la discriminación horaria hay que saber que se diferencia en dos vertientes. Por un lado, la que divide el día en dos periodos horarios; y por otro, las que los divide en tres periodos horarios. Para comprender mejor las diferencias entre estas dos modalidades de tarifa nocturna es mejor fijarse en la simple explicación de abajo:

 Discriminación horaria en dos periodos

  • Periodo valle con el precio más barato en las horas nocturnas.
  • Periodo punta con el precio más caro en las horas diurnas.

 Discriminación horaria en tres periodos

  • Periodo supervalle donde el precio es más barato de madrugada.
  • Periodo valle con un coste menos económico que el supervalle.
  • Periodo punta con un importe más caro que cualquier otra franja horaria.

¿Qué horario tiene la discriminación horaria?

La discriminación horaria puede tener un horario diferente dependiendo de cuál sea la modalidad que haya contratado el consumidor. Para empezar, la que está dividida en dos franjas horarias tiene un horario variable, mientras que la que está dividida en tres tiene uno que es totalmente estable.

discriminacion-horaria-dos-periodosdiscriminacion-horaria-tres-periodos

Contador eléctrico digital

Cualquier usuario que quiera contratar la discriminación horaria deberá tener un contador digital, que permita conocer el consumo en cada hora del día y sobre todo, que pueda diferenciar entre horas valle y horas punta.

Las distribuidoras están cambiando los contadores analógicos por digitales, pero tienen de plazo hasta el 31 de diciembre de 2018 para llevarlo a cabo según el Plan de Sustitución de Equipos de Medida. A pesar de ello, los contadores digitales incluyen una gran cantidad de ventajas frente a los analógicos como las que vamos a ver a continuación:

  • Permite conocer cuánto se consume en cada momento del día.
  • Gracias al sistema de tele-gestión se puede administrar el consumo con mayor precisión.
  • El contador puede estar instalado dentro del domicilio.
  • Los cambios de potencia podrán realizarse automáticamente sin tener que trasladarse el técnico.

¿Merece la pena la tarifa nocturna?

Sí, la discriminación horaria merece la pena para los consumidores. Concretamente aquellos que más consumen en las horas nocturnas, pero también para los que lo hacen un poco por la mañana y mucho por la noche. Al menos en comparación con el resto de tarifas existentes en el mercado regulado. Pero si no se está seguro siempre puede recurrir a un comparador de luz para comprobarlo.

Es mejor abstenerse de contratar la tarifa nocturna si solo se consume en las horas diurnas y apenas se gasta electricidad en las horas nocturnas

Cómo cambiarse a la tarifa nocturna

El cambio de tarifa nocturna puede ser realizado por cualquier cliente, iniciándose con la actual compañía energética o con cualquier otra que le ofrezca una mejor tarifa en ese momento. Para empezar el trámite, conviene contactar con la comercializadora por teléfono o Internet, y facilitar todos los datos que se detallan a continuación.

  1. Datos del titular (Nombre, apellidos, DNI).
  2. Dirección del domicilio, código postal incluido.
  3. Potencia contratada.
  4. Cuenta bancaria.
  5. Código Universal el Punto de Suministro (CUPS).

El cambio a una tarifa con discriminación horaria puede conllevar un coste de 9,04€ + IVA si no se tiene contador digital por la actuación del técnico y si lo tiene instalado será totalmente gratuito. Además, esta gestión queda finalizada en un plazo de 15 a 20 días y durante este tiempo el usuario no se quedará sin electricidad.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar