Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Ahorrar bajando en potencia de luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
casa-electricidad

Los consumidores cada vez están más concienciados sobre el ahorro energético, pero también influyen mucho las cuestiones económicas que incitan a buscar nuevas tarifas eléctricas, que incluyan unas condiciones realmente más ventajosas.

De un tiempo a esta parte, la reducción de la potencia eléctrica se ha incluido como alternativa para ahorrar en la factura de la luz porque implica contratar menos kilovatios (kW) en la vivienda y eso supone una bajada del término fijo a pagar todos los meses.


Reducir la potencia para ahorrar en la factura

La reducción de la potencia contratada se ha erigido como una manera para ahorrar en la factura de la luz que llega a la vivienda de cada cliente. Esta decisión debe ser meditada con mucho tiempo porque solo se puede hacer un cambio al año. Los dos motivos principales para rebajar la cantidad de kW contratados son los siguientes:

  1. Potencia eléctrica muy superior a la necesaria: el consumidor puede tener muchos kW contratados en su vivienda, principalmente porque antes eran necesarios debido a que había mucha gente en casa o por los electrodomésticos que se tenían, pero esas necesidades han podido cambiar y tener una potencia tan elevada no es necesario.
  2. Bajar la potencia contratada para ahorrar: muchas veces, el usuario tiene que contratar menos kW porque no puede pagar un término fijo tan elevado en la factura de la luz y la solución es rebajar este término lo máximo posible.

Estos dos motivos derivan en una misma acción que es reducir la potencia eléctrica, pero se tiene que tener cuidado en ambos casos, porque esa decisión puede acarrear inconvenientes en el suministro de electricidad. La desventaja es la misma en ambos casos puesto que si se rebaja demasiado o si se tiene un término de potencia muy bajo es posible que salte con frecuencia el Interruptor de Control de Potencia (ICP)

Ahorro resultante de la bajada de potencia

La reducción de la potencia eléctrica ocasiona un ahorro para el consumidor, pero puede ser mayor o menos dependiendo de la cantidad de kW que se dejen de contratar, justo como se puede ver en la siguiente tabla. En ella, hemos utilizado para calcular el importe el coste del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y no hemos aplicado el IVA al importe final obtenido.

Potencia contratada (kW) 3,45 4,6 5,75 6,9 8,05
3,45          
4,6 3,98€        
5,75 7,95€ 3,98€      
6,9 11,92€ 7,95€ 3,98€    
8,05 15,9€ 11,92€ 7,95€ 3,98€  
9,2 18,87€ 15,9€ 11,92€ 7,95€ 3,98€

¿Qué documentos necesito para reducir el término de potencia?

el trámite para bajar la potencia contratada es una gestión muy fácil, sencilla de realizar aunque acarrear un coste para el consumidor, y sobre todo se puede hacer con cualquier compañía tanto con la actual como con cualquier otra, que ofrezca una mejor tarifa o unas ventajas que resulten mucho más provechosas para el consumidor.

La decisión de hacerlo con una compañía o con otra puede tomarse después de haber consultado un comparador de electricidad. La documentación que se debe aportar es la siguiente:

  • DNI, nombre y apellidos del titular del contrato del suministro.
  • Dirección de la vivienda.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS). Cifra que consta de 20 a 22 números y que aparece siempre reflejado en cualquier factura.
  • Potencia actual y a cuál quiere rebajarse.
  • Cuenta bancaria en el caso de que sea también un cambio de compañía eléctrica.

¿Cuánto cuesta bajar la potencia contratada?

Reducir la potencia eléctrica únicamente supone un gasto extra de 9,04€ + IVA en el importe de la siguiente factura. Estos costes se cobran en concepto de la mano de obra del técnico que va a la vivienda para cambiar el ICP del contador y aparecen siempre reflejados en la factura de la luz como derechos de enganche. Sin embargo, se trata de un cargo que se paga exclusivamente a la distribuidora de su zona.

¿En qué momento se produce el cambio de potencia?

Una vez que se contacta con la comercializadora, el plazo estimado es de 15 a 20 días hábiles desde el momento en el que se finaliza el trámite debido principalmente, a que el técnico tiene que acercarse a la vivienda y también a que debe cerrarse el periodo de facturación.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar