Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Consumo de gas natural en una comunidad de propietarios

Las comunidades de propietarios realizan un alto consumo de gas natural al igual que en electricidad. Antes de incidir en el consumo que se puede efectuar, pero sobre todo en cómo ahorrar en la factura del gas, se debe diferenciar varios tipos de comunidades de propietarios:

  • Las comunidades de vecinos que cuenten con instalación de gas, pero tengan un consumo elevado y quieran ahorrar en él.
  • Las comunidades de propietarios que no dispongan de instalación de gas natural y quieran realizar las obras en la misma.

En cada uno de estos casos, la agrupación de propietarios tendrá que decidir qué acciones llevar a cabo y buscar un medidas que abaraten el importe a pagar.

Tarifas de gas natural para comunidades de propietarios

Una vez que se dispone de instalación de gas en la comunidad de propietarios se deberán informar, no solo de las tarifas más económicas sino también de las compañías que ofrecen mejores condiciones, y todo eso puede efectuarse a través de un comparador de tarifas de gas natural.

La tarifa de acceso de la comunidad de propietarios dependerá del consumo que se realice en la misma. Por ello, encontrar un precio adecuado al consumo es uno de los factores más importantes, debido a que supondrá un ahorro considerable en el recibo de gas.

Ahorro de gas natural en comunidades de propietarios

Si los vecinos de una comunidad quieren rebajar la factura del gas podrán efectuar medidas, no solo que disminuyan el consumo de gas sino también complementarlas con mejores tarifas o descuentos, y que repercutan en el importe que deben pagar:

  • Tener un buen aislamiento en la comunidad de vecinos permitirá no utilizar tanto la calefacción.
  • Mantener los espacios comunitarios cerrados para evitar que se pierda el calor obtenido.
  • Si la caldera se utiliza tanto para agua caliente como calefacción, sería conveniente dividirlas e instalar una caldera solo para la generación de agua caliente.
  • El Presidente o Administrador debe consultar las ofertas de gas natural de diferentes compañías y buscar la más económica.

Instalar gas natural en una comunidad de propietarios

Algunas comunidades de propietarios aún no disponen de instalaciones de gas natural, pero el suministro sí que está disponible en esas zonas geográficas y los vecinos están dispuestos a efectuar las obras necesarias. Hay que ponerse en contacto con una empresa instaladora, que realizará un presupuesto de la instalación y se lo entregará al Presidente o Administrador de la propiedad.

Tras aprobar el presupuesto, la empresa se encargará de desarrollar todas las obras necesarias y dejar la instalación lista para ser utilizada. Si necesita más información sobre cómo realizar la instalación de gas natural puede llamar al 91 198 05 95.

El Presidente o Administrador debe organizar una junta con los vecinos para saber quiénes de ellos están a favor de la instalación de gas natural. Para poder ejecutar las obras, se debe contar con la aprobación de un tercio de los vecinos, a fin de que se lleve a cabo.

Renovar las calderas de las comunidades de vecinos

Las comunidades de propietarios que tengan gas natural desde hace tiempo, posiblemente necesiten renovar la caldera, dado que las que existen actualmente son mucho más eficientes que las de hace unos años.

El Presidente tendrá que consultar con los vecinos la posibilidad de cambiar la caldera para buscar alguna que sea más eficiente. Actualmente, las calderas de condensación producen calor fácilmente consiguiendo mejores rendimientos en la misma y ofreciendo una mejor eficiencia energética en la comunidad. Algunas Comunidades Autónomas brindan subvenciones para realizar el cambio de caldera y es una opción que se debe tener en cuenta.

Mantenimiento de la caldera y la instalación de gas

Los residentes en una comunidad de propietarios deben aprobar un plan de mantenimiento, no solo de la caldera sino también de la instalación y que tendrá que pagarse cada cierto tiempo. Este aspecto, puede suponer un ahorro considerable para los propietarios, dado que se evitarán las siguientes situaciones:

  • Averías en la caldera.
  • Problemas en la instalación del gas.
  • Problemas con el suministro de gas natural que supongan un gasto para los consumidores.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar