Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Ahorrar gas en calefacción central

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Aquellas comunidades de propietarios que cuentan con una caldera de gas natural para la calefacción central de todas las viviendas de la comunidad pueden encontrar un ahorro al revisar y comparar las tarifas de gas, ya que con una pequeña mejora de la tarifa, debido al elevado consumo, se produce un gran ahorro a lo largo de cada factura de gas y, por lo tanto, a final de año.

Para mejorar la tarifa de gas natural actual es necesario obtener una factura y llamar al 91 198 05 95, donde el cliente será asesorado de manera gratuita mejorando la tarifa actual.

Instalar caldera de gas natural en comunidad de vecinos

Existen todavía comunidades que aún no disponen de calderas de gas natural, sino que la energía utilizada es gasoil o gas propano, por ejemplo. Realizar el cambio instalando una caldera de gas natural producirá un ahorro significativo en la factura de la comunidad, ya que el precio del gas natural es inferior al del resto de energías utilizadas, además de no tener que llevar a cabo el trabajo de rellenar de gasoil o gas propano el depósito cada cierto periodo de tiempo.

Para poder instalar gas natural es necesario que la red de distribución abastezca la zona geográfica donde se encuentra el edificio, si fuese ese el caso, es necesario solicitarle a la distribuidora de gas de la zona la instalación de la acometida de gas, es decir, realizar la conexión o enganche a la red de distribución. Una vez realizada la acometida, es necesario dar de alta el gas, para lo que habrá que comparar las tarifas de gas que hay en el mercado.

Gas natural en viviendas

Si la comunidad no quisiese instalar calefacción central, sino que cada vivienda tuviese su propia caldera de gas, será necesario instalar cada vivienda con la Instalación Receptora Individual, además de que las zonas comunes cuenten con la Instalación Receptora Común, desde la que se ramifica cada una de las IRI.

Además de utilizar el gas natural para calefacción, en el momento que se dispone de un suministro de gas, se debe utilizar para el consumo de agua caliente y de cocina de gas, en el caso de que existiese y no fuese una cocina eléctrica.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar